EDSA | Then and Now | Alex Fenech

Antes y Ahora

Pasantes anteriores, ahora empleados, comparten sus perspectivas, consejos y opiniones sobre todo lo relacionado con la arquitectura paisajista y sus experiencias en EDSA

Alex Fenech participó en nuestro programa de pasantías durante el verano y el otoño de 2011 mientras cursaba su licenciatura en Arquitectura Paisajista en la Universidad Estatal de Michigan, y posteriormente se reincorporó a la firma en 2015 como asociado a tiempo completo. En la actualidad, Alex es vicepresidente de la empresa y supervisa varios proyectos en la región del sureste de Estados Unidos. Recientemente nos reunimos con Alex para conocer su opinión sobre todo lo relacionado con la arquitectura paisajista, su crecimiento personal y EDSA.

P: ¿Qué es lo más gratificante de ser arquitecto paisajista?

A: Creo que lo más gratificante es ver a la gente compartir recuerdos y experiencias en los espacios que creamos. Es el producto construido y cómo se utiliza en todo su potencial (en la forma en que se concibió) lo que realmente me hace sentir orgulloso de formar parte de esta profesión.

P: ¿Qué es lo que más le apasiona de la arquitectura paisajista? ¿Han cambiado sus pasiones desde que se convirtió en diseñador a tiempo completo?

A: Diría que lo que más me apasiona es el aspecto de la construcción. Resolver sobre la marcha y trabajar para solucionar problemas bajo presión es algo que me ha resultado muy interesante. Dicho esto, no era mi pasión cuando me inicié en la profesión. Pensaba que estaría muy involucrado en el proceso de diseño creativo, lo cual, por supuesto, es sumamente importante, pero por la naturaleza de mi trayectoria profesional, me he alejado de ello y me he dedicado más a la exploración del entorno construido.

P: ¿Qué ha logrado desde que se convirtió en diseñador de EDSA, tanto personal como profesionalmente?

A: A nivel personal, he podido asumir el papel de mentor. Ayudar a mis colegas a tener éxito y a alcanzar sus objetivos es algo que siempre ha sido muy importante para mí y realmente encaja con mis valores fundamentales individuales. Dicho esto, agradezco que EDSA siga apoyando los esfuerzos de tutoría del equipo para que podamos encontrar colectivamente nuestras pasiones y alcanzar todo nuestro potencial.

Desde una perspectiva más profesional, tuve la oportunidad de ser presidente de la sección estatal de Florida de la Sociedad Americana de Arquitectos Paisajistas. Es una de las cosas mejores cosas que he hecho. Subir al estrado durante mi discurso sobre la sección de Florida fue un momento que nunca olvidaré. La experiencia fue un gran logro para mí y muy aleccionadora.

P: ¿Qué consejo les daría a los que quieren progresar en la profesión?

A: Hagan preguntas, sean pacientes y curiosos y no pierdan el interés: todas estas son formas estupendas de romper las barreras, asumir nuevos proyectos y aprender las diferentes habilidades que les impulsarán a avanzar.

Además, saber conectar con el cliente es algo que nunca debe subestimarse. Por supuesto, debemos mantener la profesionalidad, el respeto y asegurarnos de que el trabajo se haga lo mejor posible, pero muchas veces se compartirán intereses comunes con las personas con las que se trabaja. Tener la capacidad de crear estos vínculos es esencial para establecer y mantener relaciones a largo plazo con los clientes.

P: Cuando piensa en el tiempo que lleva en EDSA, ¿cuál es la palabra que le viene a la mente y por qué?

A: Agradecimiento: por el talento que aportan nuestros equipos de diseño, entrega y corporativos, así como por los proyectos en los que puedo trabajar y ver su impacto positivo en comunidades de todo el mundo. Agradezco la posibilidad de viajar, algo que muchos de mis colegas en la profesión no tienen la oportunidad de hacer, y la cultura de EDSA, no solo por lo que es, sino por lo que tiene el potencial de ser en el futuro. Y, por último, agradezco la oportunidad. He sido muy afortunado de crecer en esta organización, y el hecho de que sus miembros reconozcan mis contribuciones me ha permitido entrar en el mundo del liderazgo, y por ello estaré siempre agradecido.