Perspectivas

©EDSA | Insights | Aerial View of Park

El aire libre se ha convertido en un refugio pacífico para muchos durante esta pausa colectiva. Las medidas de seguridad de Covid-19 han amplificado este sentimiento y atraído una mayor atención al valor de nuestros parques, espacios urbanos y el ámbito público de las comunidades. Para muchos, este ha sido un bienvenido regreso a los poderes restauradores de pasar tiempo al sol, respirar aire fresco y estar rodeado de naturaleza.

A medida que las comunidades avanzan lentamente hacia la «nueva normalidad», una parte importante de la población buscará mantener estos principios saludables como parte de su vida cotidiana. Mientras que algunos prefieren almorzar afuera con más frecuencia y otros se sienten atraídos por los espacios al aire libre como su nuevo gimnasio o lugar de recreación, ha habido un cambio explícito hacia una vida más saludable con un bienestar integral en su núcleo.

©EDSA | Insights | Children playing in fountain

En EDSA, siempre nos hemos centrado en crear espacios exteriores atractivos, pero ahora vemos una responsabilidad elevada en diversificar su funcionalidad para aumentar la utilización y mantener un comportamiento saludable. Por ejemplo, el mobiliario duradero, de bajo mantenimiento y adaptable permite a las personas disfrutar de un almuerzo al aire libre, pero también puede servir como mesas de conferencia improvisadas con la adición de estaciones de recarga alimentadas con energía solar. Los campos de golf comunitarios se pueden reducir y reintroducir como espacios públicos abiertos con senderos peatonales centrados. Incluso, el almacenamiento de bicicletas se puede mejorar cuando se integra adecuadamente en los nodos de tránsito urbano.

El futuro del ámbito público debe ser más que simplemente accesible y conveniente. Pero a diferencia de los centros urbanos diseñados durante la revolución industrial, estos oasis equilibrarán la programación con diseños naturalistas, más densidad de cubierta de árboles, hábitat natural para la vida silvestre y senderos para la recreación pasiva. La concepción, el diseño, la creación y la reurbanización de nuestro ámbito público reflejarán las estrategias existentes relacionadas con la construcción ecológica y sostenible, la producción y el abastecimiento de alimentos y la nueva forma urbanística a medida que nos adaptamos e innovamos hacia las comunidades centradas en el bienestar.

©EDSA | Insights | Sitting on Grass

Al colocar una vida saludable en el centro del diseño de viviendas y vecindarios, las ciudades buscarán modernizar los parques más viejos o convertir los terrenos baldíos en parques de bolsillo y plazas sociales. Los espacios exteriores bien definidos no solo deben ser multifacéticos, centrados en la experiencia y centrados en el usuario, sino que intencionalmente brindan beneficios de salud positivos y un estilo de vida de bienestar total a los residentes. Esto requiere un cambio colectivo en nuestro pensamiento donde el ámbito público y la infraestructura son tan importantes como las vacunas; los parques, senderos y jardines de bolsillo son tan beneficiosos como las recetas médicas; y amigos y vecinos son más importantes que Fitbits. Con un enfoque flexible y emocionante para el diseño ambiental, los usuarios podrán elegir entre una experiencia personal o una que cree un sentido saludable de unión al reconectarnos con la naturaleza.

Las comunidades se han estado movilizando cada vez más al aire libre en las últimas décadas y esa tendencia ahora se está acelerando a medida que las personas desarrollan nuevas preferencias y usos para espacios abiertos. Los parques del mañana serán aquellos que anticipan el nuevo movimiento amigable al aire libre y responden con mejoras de bienestar que hacen que esos lugares sean más acogedores y gratificantes que nunca. Como socios en la construcción de un mundo saludable, mantengamos el impulso hacia adelante. Para obtener más información, comuníquese con nosotros a [email protected]